Condiciones de relación con el entorno

La relación con el entorno (contexto) condiciona el proceso de desarrollo del equipo y sus resultados. Elementos como la educación (coaching), la infraestructura (recursos), el acceso a la información, la relación con la cultura organizacional, incentivos, el apoyo de la gerencia y el involucramiento del cliente, son factores críticos de éxito para la formación de equipos extraordinarios. A continuación serán descritos en detalle:

Education / Coaching

Hace referencia a las condiciones que provee el ambiente para un continuo aprendizaje. Responde a las preguntas: ¿Tenemos el tiempo y los recursos para acceder al conocimiento?. ¿podemos transformar ese conocimiento en aprendizaje basado en la experimentación?

Recompensas / incentivos

Tiene que ver con las consecuencias simbólicas por los buenos resultados y el apoyo de la organización al proceso continuo de aprendizaje. Con esto se trata de conectar, la motivación de los equipos, la respuesta del entorno sobre los resultados y el proceso de continuo aprendizaje.

Infraestructura

Busca las condiciones físicas y de logística adecuadas para facilitar el proceso de desarrollo del EAD. Algunos elementos a tener en cuenta:

  • Instalaciones adecuadas: puestos de trabajo que posibiliten el flujo de comunicación,espacios de reuniones, elementos de oficina y espacios de relajamiento/reflexión.
  • Herramientas requeridas: comunicación, gestión, desarrollo, versionamiento, gestión de conocimiento, integración y despliegue,
  • Logística y recursos: mecanismos para el acceso y la gestión de los recursos de la organización.

Acceso a la información

Como cualquier proceso de cambio, una comunicación asertiva es vital, ya que permite empoderar al equipo, entregando toda la información necesaria que le permita realizar su trabajo con autonomía. Es muy importante ser muy asertivos con la información compartida con el equipo, ya que tampoco queremos llegar a una “infoxicación”, entregando una sobrecarga de información que sea difícil de manejar por el equipo dentro de un plan de trabajo.

Apoyo de la gerencia

La gerencia tiene un impacto directo en los resultados del equipo. Muchos son los retos a enfrentar con el fin de proveer el ambiente adecuado para la construcción de EAD. Los equipos extraordinarios necesitan de tierra fértil para crecer, y la gerencia tiene la responsabilidad de proveer el mejor abono y cuidar la tierra. Estos son algunos elementos que resultan retadores:

  1. El tipo de estructura de la organización.
  2. Políticas de administración del trabajo.
  3. Indicadores claves de desempeño.
  4. Negociaciones contractuales (empleados, contratistas y proveedores).
  5. Mecanismos de financiación de iniciativas de negocio (proyectos, programas, portafolios).
  6. Nivel de tolerancia al riesgo de la organización.
  7. Mecanismos de administración del talento humano.
  8. Políticas de administración de los recursos o activos organizacionales.

Como pudimos ver anteriormente el camino para el desarrollo de EAD representa importantes retos a ser direccionados, para lograr el éxito de ello, quisiera destacar dos componentes que en mi opinión son los más importantes, LA CONFIANZA Y EL LIDERAZGO, juntos son claves para afrontar la incertidumbre propia de un proceso de innovación. Un ambiente de confianza como parte del soporte de la gerencia nos permite avanzar sin el miedo a “equivocarnos”, es más, ya no hablamos de “equivocarnos” sino de un proceso aprendizaje, es en este ambiente donde se incentiva “equivocarnos” lo más rápido posible, aprender de ello y avanzar. Esto no sucederá de la noche a la mañana, como explicamos anteriormente la construcción de confianza es un proceso complejo, entender su complejidad nos ayudará a direccionar nuestras energías en la dirección correcta siempre con el coraje de hacer lo que se debe hacer y esperando esos momentos de liderazgo/seguirazgo para generar una pequeña transformación que vaya haciendo la diferencia, es cierto toma tiempo, ¿cuando es el mejor momento para comenzar?, Hace 2 semanas seguramente, pero como no podemos devolver el tiempo, es sobre el “Ahora” que tienes control, y tus acciones llevarán a tu equipo a sobrepasar todos lo límites.

Involucramiento del cliente

El cliente tiene impacto directo sobre los resultados del equipo, generando consecuencias positivas o negativas dependiendo del grado de involucramiento del mismo. Esto debido a que en gran parte el propósito del equipo está alimentado con la satisfacción de las necesidades de sus clientes (población objetivo), en este sentido la participación del cliente es de vital importancia, quiero destacar algunos principales donde de influencia a tener en cuenta:

  • Negociaciones sobre alcance fijo: Esto limita la flexibilidad del equipo junto con su capacidad de maximizar la entrega de valor.
  • Priorización: Una priorización inadecuada puede llevar al equipo a entregar mucho trabajo y poco valor. Se corre el riesgo de tener la falsa sensación de agilismo cuando en realidad estamos gastando nuestras energías en una dirección que no es la correcta.
  • Presión sobre el compromiso: En este punto podríamos familiarizarnos con “Todo es importante y para para ya”. Esto es riesgoso ya que cuando se trata de que todo sea importante, nada termina siendo importante, sumandole lo contraproducente que puede llegar a ser la presión sobre el equipo, teniendo como resultado estrés, fallas en calidad e improductividad.

Necesitamos clientes que hagan suyo el proceso de desarrollo, aquellos que con entusiasmo abrazan el cambio, abriendo su mente a nuevas alternativas de trabajo colaborativo.

Cultura

La cultura reúne gran parte de los componentes antes mencionados como elementos propios del entorno y es sobre esta misma que están almacenados aquellas reglas, comportamiento y en resumen los hábitos de las personas y organizaciones que le permite responder de acuerdo a la situación a enfrentar, algunas culturas organizacionales están diseñadas para ser flexibles y reinventarse de la mejor forma para explotar una oportunidad del mercado, otras son un poco más estáticas, caracterizadas por complejos procesos/procedimientos a seguir con marcados niveles jerárquicos, aquellas donde un cambio a cualquier nivel (software, proceso, negocio, financiero, etc) representa un reto al tener que balancear la compleja estructura organizacional con la diversidad de un mercado guiado por los constantes cambios.

Ahora te pregunto (tómate 1 minuto). ¿En qué cultura te encuentras tú?

Sea cual sea tu respuesta, te habrá servido para ubicarte en algún punto dentro del proceso de cambio. En este punto te será muy útil entender que estar donde quieres estar llevará tiempo y que tu liderazgo, convicción y coraje son la clave para llegar a esa cultura deseada.