La respuesta emocional ¿Cómo gestionar las emociones?

Como vimos anteriormente el proceso de construcción de EAD está acompañado de cambios y a su vez estos cambios generan una respuesta que puede ir de desde la negación hasta el aprendizaje. Este frenesí incesante acarreará un costo emocional, en donde el manejo adecuado de estas emociones será un factor crítico de éxito para el proceso de cambio.

Uno de los principales elementos para un adecuado manejo emocional es la identificación de la emoción, lo que implica un reconocimiento de la misma acompañado del porqué nos sentimos así, esto es a lo que Daniel Goleman llama “Autoconciencia Emocional” en su libro Inteligencia emocional como primer elemento de la inteligencia emocional.

Los cinco (5) elementos son:

  1. Autoconciencia emocional: Se refiere a la identificación de la emoción junto con la causa raíz de la misma. “Estoy enfadado porque no me han tenido en cuenta”
  2. Autocontrol emocional: Mantener bajo control las emociones que den lugar a respuestas impulsivas. “Contaré hasta 10 y trataré de hacerme entender”
  3. Automotivación: Encontrar lo que nos inspire y nos llene de energías (sentido de propósito o trascendencia). “Me siento satisfecho por el trabajo bien hecho”
  4. Empatía: Ponerse en los zapatos del otro. “El otro también tiene la razón”
  5. Habilidades sociales: Habilidades interpersonales de mutua influencia. “Juntos lo lograremos”

Aunque diferentes tipos de emociones pueden ocurrir en cualquier momento y esto puede variar entre individuos, ciertos estados del sistema (ciclo de vida) serán más propensos a generar diferentes emociones. La gráfica 4 ilustra la dinámica entre los estados del sistema frente a las emociones más frecuentes.

Gráfica 4. Estados del sistema frente a la respuesta emocional

Una adecuado reconocimiento emocional, un control de la respuesta a la emoción acompañado de un firme propósito que inspire y motive, te ayudarán en el plano intrapersonal, ahora debes trabajar en la construcción de empatía con tu equipo. Nuevamente el liderazgo vuelve a tener un papel protagónico, eres tú quien tiene el poder de transformar positivamente el entorno, será lo que Eduardo Martí llama “momentos de liderazgo” en su libro Todos somo líderes. Para empatizar e influenciar a tu equipo te será muy útil entender que los estados del sistema pueden afectar la respuesta emocional del equipo. En esa dirección podrás lograr el fortalecimiento de las relaciones interpersonales, donde el todo es mucho más que la suma de sus partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *