El Equipo y el Equipo de alto desempeño

El Equipo y el Equipo de alto desempeño

Los Equipos de alto desempeño EAD (Equipos de Alto Desempeño) es un término bastante utilizado al referirse a equipos que trascienden los límites de lo ordinario. Comencemos por destacar que los EAD, como cualquier otro sistema humano es dinámico, y esto le permite evolucionar basado en sus componentes, relaciones e interacciones con el entorno, dentro de esa dinámica de evolución estará fluctuando entre estados o etapas dentro del ciclo de vida, generando diferentes niveles de productividad, respuestas al cambio y respuestas emocionales a sus individuos. Es sobre esta sistema complejo que siento la necesidad de escribir, basándome en valiosas investigaciones en la materia, y mi propia experiencia de éxitos y aprendizajes dentro de este viaje del conocimiento hacia la construcción de EAD.

Sin más preámbulo comenzaré describiendo lo que es un equipo, acá dos (2) principales definiciones:

  • “Un pequeño número de personas con habilidades complementarias que se comprometen a un propósito común, objetivos de rendimiento y enfoque de responsabilidad colectiva.” – katzenbach and smith (’93)
  • “El equipo tiene dos o más personas; Tiene un objetivo específico o reconocible que debe alcanzarse; Y la coordinación de actividades entre miembros del equipo es necesaria para el logro de la meta del equipo” – Larson and laFasto (’89)

En adición un equipo debe desarrollar una identidad colectiva, que le permita fortalecer el sentido de pertenencia, debe construir relaciones fuertes entre los miembros que faciliten la comunicación y mutua influencia, debe tener estabilidad en su formación, que le permita mantener a sus miembros por un periodo de tiempo razonable que posibilite el fortalecimiento sostenible de sus relaciones basadas en interacciones duraderas.

¿qué hace de un equipo un EAD?.

Estas son sus características:

Gráfica 1. Mapa mental de las características de los EAD

Lo anterior acompañado con que los EAD son equipos felices que transforman positivamente lo que encuentran en su camino, aumentando la productividad y rentabilidad de las empresas.

El Problema es el sistema

Definitivamente es claro porqué los EAD son tan deseados, ahora veamos, ¿qué será lo que sucede en el camino?  ¿porqué que no todos alcanzan a desarrollarlos?. A menudo escucho frases como, no tenemos gente que tenga esa madurez (“mucho junior”), eso acá no creo que funcione y además como estamos lo hacemos muy bien, no tenemos presupuesto para capacitar personas que luego se van, … estas son algunas de las excusas que he escuchado para tratar de explicar el miedo de enfrentarse a un proceso de cambio, en momentos pareciera que se valora más, una mediocre certidumbre sobre una retadora incertidumbre. Edwards Deming pensador en temas de productividad, calidad y liderazgo decía:

La gente ya está haciendo lo mejor, el problema está con el sistema, solo la gestión puede cambiar el sistema“.

Tiene mucho sentido confiar en las personas que contratamos, “ellos de seguro no se levantan en la mañana con la firme intención de hacer mal su trabajo o incumplir un compromiso”. Lo curioso es que es lo primero que a muchos se les pasa por la mente cuando no se logran los objetivos (“a mi también me sucedió en algún momento”). Que útil entender que el problema está en este complejo sistema de relaciones humanas y que la gestión tiene un responsabilidad “indelegable” en la construcción de este tan anhelado sistema de productividad y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *